¿Quién es la persona que más admiras?

Seguramente, en más de una ocasión, te han preguntado a quién admiras y para poder responder has dirigido tu atención a alguien que ha sido famoso por sus éxitos artísticos o económicos, por su belleza, inteligencia o destrezas de cualquier tipo. Alguien conocido y reconocido por mucha gente.
Pero si te pidiera que elijas a esa persona que más admiras, únicamente entre la gente que forma parte de tu vida, ¿podrías hacerlo con la misma facilidad?
Desafortunadamente, no siempre estamos acostumbrados a enfocarnos en destacar los aspectos positivos de las personas que nos rodean y mucho menos a decírselos y a demostrárselos, a pesar de que, si lo hiciéramos con mayor frecuencia, en el momento y de la manera adecuada, nuestras relaciones mejorarían de manera considerable.
En este sentido es importante recordar, que el expresar nuestros sentimientos positivos, de manera honesta y sincera, nos facilita una mayor cercanía y confianza con las personas que queremos y amamos.
Por otro lado, el reconocer dichos aspectos en los demás, puede servirnos de guía para aprender y mejorar, tanto en nuestras relaciones y trabajo, como en nuestra vida personal.
Sin embargo, es muy importante que al ver lo positivo de los demás, no lo utilicemos para compararlo con lo negativo en nosotros o para criticarnos y devaluarnos. Nuestra intención debe de ser siempre, buscar nuestro bienestar.
Por eso, hoy te invito a que dediques por lo menos un día a la semana a buscar los aspectos positivos en ti y de la gente que forma parte de tu vida y a partir de verlos claramente, te enfoques en disfrutar y agradecer la oportunidad que tienes de poder compartirlos.