¿Le das a cada día una oportunidad?

Con frecuencia, cuando buscamos la felicidad lo hacemos esperando encontrar una persona, objeto o situación, que nos permita mantenernos en una alegría constante, en donde no haya molestias ni problemas y esto es imposible. Sí podemos estar contentos durante ciertos periodos de tiempo, pero estos no pueden mantenerse indefinidamente, ya que vivir implica enfrentarnos, con determinada periodicidad, a retos, dificultades y sufrimientos que tenemos y podemos superar. Además, cuando buscamos la felicidad, es importante estar conscientes que ésta debemos buscarla en nuestro interior, porque depende de nuestra satisfacción con nosotros mismos y con lo que hacemos.

Es por eso que podemos ser felices aun cuando no todo a nuestro alrededor está bien y sobre todo, aprovechar que cada día puede ser un nuevo comienzo y una nueva oportunidad para hacer algo diferente con el fin de mejorar en aquello que no nos gusta de nosotros mismos y que nos está afectando y/o en relación a la situación que estamos viviendo y a la manera como lo estamos haciendo.

En estos momentos, lo más fácil y tal vez lo que más común, es quejarnos por lo que no tenemos, por lo que hemos perdido, por lo que podríamos estar haciendo o por todo lo malo que creemos que va a suceder. No niego que todas estas verbalizaciones pueden estar basadas en la realidad, sin embargo, quejarnos, únicamente aumenta nuestro sufrimiento y no nos ayuda porque no mejora nuestra situación, al contrario, incrementa nuestro dolor y nos impide enfocarnos y apoyarnos en lo positivo que sí tenemos y en lo que sí podemos hacer para estar mejor.

Por eso, hoy te invito a que recibas cada día con una sonrisa y un nuevo objetivo, el de buscar tu bienestar aun a partir de los pequeños detalles y, cuando lo obtengas, compártelo con la gente que lo pueda apreciar y disfrutar contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *