¿Qué significa esta situación para ti?


Hoy voy a comenzar contándoles una pequeña leyenda que, posiblemente, muchos de ustedes ya conozcan. Ésta relata que un día, al pasar junto a una cantera, un viajero se quedó observando a tres personas que, a pesar de estar realizando el mismo trabajo, actuaban de una manera completamente diferente. El primero se quejaba y maldecía, el segundo estaba callado y ensimismado y el tercero cantaba alegremente.

Asombrado, se acercó al primero y le preguntó: ¿Qué está haciendo?

¿No lo ve? -le contestó -pico piedras todo el día, de hecho, toda mi vida.

El viajero se acerco al segundo con la misma pregunta y la respuesta que recibió fue: “Pulo la piedra para que pueda embonar bien”.

Al acercarse al tercero la respuesta que recibió fue: “Estoy construyendo la Catedral de Burgos”.

Como pueden ver, con facilidad, el sentido que nosotros le damos a aquello que hacemos, marca una gran diferencia tanto en la manera como lo llevamos a cabo como en nuestro estado de ánimo y actitud en general.

Las cosas no tienen en sí mismas un valor o un sentido, somos nosotros quienes se los asignamos y estos pueden variar si cambia nuestra manera de pensar y percibir. Esto me lleva a analizar sobre qué estamos haciendo y cómo estamos considerando nuestras actividades y respuestas, ante esta pandemia y todo lo que conlleva.

¿Sacamos de la situación y de nosotros mismos lo mejor, nos mantenemos o más bien tratamos de mantenernos imperturbables o permitimos que salga lo peor? Sólo cada uno de nosotros puede responder honestamente.

Por eso, hoy te invito y me invito a analizar que deseamos que nos deje toda esta situación cuando todo termine. Ante esta pregunta no hay respuestas correctas o incorrectas ya que cada quien tiene derecho a elegir cómo quiere y puede vivir lo que nos ha tocado vivir, pero piensen si, tal vez, vale la pena vivirlo con un sentido positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *