¿Cómo utilizar las palabras?

Como seres humanos contamos con un recurso maravilloso que puede hacer que nuestra vida sea mucho mejor o mucho peor y al hablar de ese recurso me refiero a las palabras con las que podemos comunicarnos con los demás y con nosotros mismos.

Sin embargo, como todo en este mundo, tiene sus aspectos positivos y sus aspectos negativos. Son positivas, cuando las usamos para animar y animarnos a nosotros mismos, para dar apoyo, aclarar dudas basándonos en información objetiva y para describir realidades sin distorsionarlas, exagerarlas, verlas negativamente, dramatizarlas y/o catastrofizarlas.

Son negativas, cuando las utilizamos para buscar y/o incrementar los aspectos amenazantes, sobre todo porque no podemos saber si verdaderamente van a suceder o no y cuando se enfocan sólo o principalmente en lo malo que hay en nosotros y a nuestro alrededor, descontando tanto lo positivo que sí existe y como aquellos que esta situación nos está mostrando. También lo son, si las usamos para aumentar y mantener las emociones negativas que nos hacen sufrir innecesariamente o que causan el sufrimiento de la gente que nos rodea.

A pesar de que usamos las palabras todo el tiempo, pocas veces estamos conscientes de lo poderosas que pueden ser. En estos momentos, en los que todos podemos sentirnos solos o temerosos y en los que todos podemos necesitar escuchar las palabras adecuadas, es cuando podemos ser de gran ayuda para las personas que más lo requieren. Podemos darlas libremente, porque es algo que no nos cuesta y que no se nos termina por mucho que las compartamos, pero recuerda que podemos, también, dárnoslas a nosotros mismos o pedirle a las personas adecuadas que nos las den.

Es por eso, que hoy te invito a utilizar constantemente dichas palabras con los demás y contigo mismo, pero recordando siempre el triple filtro de Sócrates, por lo que si algo no es cierto o no sabes si lo es, no es algo bueno y no es útil, mejor no lo digas y en su lugar, busca algo bueno para compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *