¿Te gustaría reescribir tu historia?


Todos tenemos situaciones del pasado que nos gustaría que no hubieran sucedido o que desearíamos que hubieran sido diferentes. De la misma manera que tenemos conductas de las que nos arrepentimos de haberlas llevado a cabo y, otras, que lamentamos no haber presentado en determinado momento.

Es muy fácil, con los conocimientos y la experiencia que tenemos actualmente, juzgar y calificar lo sucedido muchos años atrás. Es normal y es algo que a todos nos sucede.

De hecho, mis palabras no buscan que nos enfoquemos en lo que perdimos y no tenemos o que nos quedemos atorados en un pasado que pensamos que pudo haber sido mejor, al contrario, buscan que tomemos consciencia de que hay cosas, situaciones o personas con las que quizás no pudimos convivir o tener, pero que hoy tenemos la oportunidad de buscar aquello que deseamos o que nos hace falta y si no lo mismo, otras opciones que nos llenen la vida y/o el alma de satisfacción.

Lo que sucedió, ya pasó. Pertenece al pasado y éste no se puede modificar y no vale la pena sufrir innecesariamente por él. Pero, es posible aprender de él. Tal vez nos muestre que hay oportunidades que tenemos que aprovechar y otras que necesitamos buscar y provocar.

Estoy convencida de que, para muchos de nosotros, hoy puede ser el momento ideal para, si es necesario, cerrar el capítulo de algún momento del pasado y empezar a reescribir nuestra historia con un nuevo argumento, basado en lo que hoy somos, queremos, necesitamos y podemos trabajar para lograr.

Hoy, independientemente de nuestra edad, somos diferentes, tenemos más conocimientos y experiencia que ayer y hoy, vale la pena que luchemos para mejorar y tener un mayor bienestar.

Te invito a hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *