¿Ya tienes tus regalos de navidad?

Es innegable que, durante esta fecha, pensamos con relativa frecuencia en los regalos de navidad. Ya sea porque tenemos que darlos o porque esperamos recibirlos.

Para algunas personas, este mes significa una +época agradable e incluso de sorpresas y alegría y disfrutan, desde el momento en que empiezan a pensar en las posibles opciones que pueden comprar.

Para otras, es un período de molestias e inconvenientes y tratan de cumplir, lo más rápidamente posible.

¿Entre cuáles te encuentras tú?

¿Buscas el lado positivo y, realmente, utilizas los regalos como una demostración de amor y agradecimiento o te enfocas en todo lo negativo, las prisas, el gasto, la gente, etc. y empiezas a sufrir, desde mucho antes de iniciar tus compras?

Pero hay otra pregunta, aún más importante, que quiero hacerte. ¿Qué te das tú a ti, en estos momentos o en cualquier otro instante?

¿Consideras que te mereces un regalo, un reconocimiento y/o una expresión de amor?, ¿Crees que vale la pena el tiempo, gasto y la molestia que puede implicar, darte aquello que deseas?

No lo que necesitas, sino lo que anhelas. Tal vez algo superfluo e innecesario, cuyo único objetivo es regalártelo con amor y darte un gusto.

Todos merecemos aprender a tratarnos con el respeto, cariño y reconocimiento que nos corresponde, como seres humanos valiosos y todos tenemos el deber moral, hacia nosotros mismos, de buscar la manera de satisfacer nuestras necesidades y buscar nuestro bienestar.

Por eso, hoy te invito, a que dediques unos minutos o el tiempo que sea necesario, para detectar qué es lo que te hace falta y que, haciendo un compromiso contigo mismo, te propongas dártelo como regalo durante los próximos días o semanas y después, que te permitas, disfrutarlo plenamente.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *