¿Qué tan flexible eres?

El mundo, la vida, las personas, la tierra en la que vivimos, todo cambia constantemente. Independientemente de que nos demos cuenta o no, de que lo aceptemos o lo rechacemos, nada permanece igual. A veces el cambio es más rápido y más notable y en otras ocasiones es más lento y podemos no percibirlo, por lo menos, durante un tiempo, pero de todos modos se da.

¿Pero qué hacemos nosotros ante dichos cambios?

Nuestra conducta y nuestras emociones pueden ser muy variadas. Pueden ir desde desearlo, aceptarlo, promoverlo y alimentarlo, hasta negarlo, ignorarlo, rechazarlo e incluso, tratar de aferrarnos a lo viejo y a lo conocido y, obviamente, entre estos extremos, tenemos una gran cantidad de puntos en los que podemos situarnos.

Para algunas personas, aquellas que son más flexibles, enfrentarse a momentos difíciles es relativamente menos doloroso, porque pueden adaptarse a las nuevas situaciones y buscar otras opciones. Para aquellas que son más rígidas, perfeccionistas, metódicas, etc., puede ser mucho más difícil, porque el cambio va, en parte, contra su forma de ser.

Sin embargo, lo más importante es recordar que todos tenemos un gran potencial, tanto en cuanto a nuestra capacidad de aprendizaje como en cuanto a nuestra capacidad de crecer y transformarnos y ante esto, existe un elemento que debemos tener siempre en cuenta. Cada uno de nosotros es único y como tal, no debe compararse con nadie más. Cada uno de nosotros sigue su propio camino, comete sus propios errores y debe aprender de ellos y tiene su propio ritmo de crecimiento.

Por eso es importante que nos enfoquemos en nosotros mismos y no en otras personas. Que no perdamos el tiempo, comparándonos con los demás, criticándolos o criticándonos a nosotros mismos como resultado de dicha comparación. Y sobre todo, que aprovechemos el tiempo los cambios, en aquello que nos da bienestar.

3 Comments

  1. Sonia Tinoco

    Gracias Silvia tus comentarios han resultado ser de gran apoyo para mí en una situación difícil para mí que creía q a mis 51 años comenzaría a probar las mieles del triunfo de mi trabajo, q mi familia estaba más unida q nunca y q me llevaba mucho mejor q nunca con mi esposo y nada de eso era real.

  2. muchas gracias por la ayuda yo recai de nuevo con la ansiedad decia que podia salir adelante sin tomar ninguna medicina y no pude ahora regrese tomando medicamento y poco a poco aparte del medicamento con la ayuda de ustedes creo que estoy fortaleciendo mas mi cerebro ya que todo me da miedo y entro en estado de ansiedad muchas veces….

  3. Marling Rosales

    Que buenos consejos te ayudan a valorarte y aprender de la vida, nada es fácil con una pequeña cosa nos desmoronamos todo, gracias me ayuda mucho tus consejos, ver la vida de otro punto de vista y levantarte siempre y tener la autoestima en alto ,lo lograre poco a poco. gracias por tan lindos consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *