¿Cómo quieres que sea tu futuro?

Hoy quiero compartir algo de lo que estoy plenamente convencida, “Nunca es tarde para empezar a construir un mejor futuro”.

Esto es algo que he aprendido, tanto a nivel personal, a través de lo que yo misma he vivido, como a nivel profesional, con muchísima de la gente con la que me he relacionado en terapia, en cursos y talleres y en comentarios que he recibido en relación a mi libro.

Definitivamente, lo que hagamos hoy, es la base de dicho futuro. Hoy, en este momento, estamos sembrando la semilla que nos va a dar los frutos de los que vamos a disfrutar en el mañana, por lo que es hoy cuando debemos preguntarnos, ¿cómo queremos que sean dichos frutos y qué estamos dispuestos a hacer para poder obtenerlos?

Es cierto que una parte importante de ese futuro no depende de nosotros, pero como he dicho en muchas ocasiones, lo que sí depende, plenamente, es cómo lo vamos a vivir y a enfrentar.

Víctor Frankl, neurólogo y psiquiatra austriaco, estuvo, junto con su mujer, padres, hermano, cuñado, colegas y amigos, en varios campos de concentración, pero únicamente él sobrevivió. Obviamente, vivió grandes sufrimientos y aun así dijo, entre muchas otras, dos cosas importantes: “Cuando no somos capaces ya de cambiar una situación, nos enfrentamos al reto de cambiar nosotros mismos” y “Todo puede serle arrebatado a un hombre, menos la última de las libertades humanas: el elegir su actitud en una serie dada de circunstancias, de elegir su propio camino”.
Esto lo dijo un hombre que vivió sufrimientos inimaginables y sin embargo, salió adelante, ayudó a millones de personas y tuvo una vida plena.

¿Qué tal vez es una persona especial? Muy probablemente, pero todos podemos dar mucho más de lo que creemos y posiblemente lo hemos visto en momentos realmente difíciles. Pero no tenemos que esperar a que estos últimos se den. Hagamos un pequeño esfuerzo de vez en cuando (pero con cierta frecuencia), para aprender y fortalecernos y así, plantar, regar y cuidar una gran semilla que muy pronto nos pueda dar, en nuestra vida diaria, ricos frutos que nos proporcionen un gran bienestar.

Yo sé, que tú puedes, lo importante es que tú también lo creas.

2 Comments

    1. Silvia Russek

      Entender cómo fue te puede ayudar, pero lo que más te va a beneficiar es aprender a percibirlo de una manera distinta, dándole actualmente un valor diferente en cuanto a lo que significa en estos momentospara tu vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *