¿Cuál es tu actitud ante la vida?

Hace poco, el Papa Francisco comento: “Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse actor de la propia historia”.

Es innegable, que no siempre escuchamos con gusto palabras de este tipo. Con frecuencia, cuando vivimos inmersos en nuestros problemas y/o dolor, fácilmente tendemos a pensar que no es justo, que no podemos soportar ya más, que la vida de los demás es más fácil que la nuestra, etc., etc. y podemos sentirnos agobiados por los problemas de la vida y víctimas de ésta y de las circunstancias.

Sin embargo, el problema no está en esa primera respuesta. El verdadero problema consiste en mantenernos en esa posición a medida que pasa el tiempo, sufriendo de manera pasiva, sin actuar o haciéndolo equivocadamente.

En relación a las palabras del Papa, y aunque pensar que somos actores de nuestra propia historia implica una gran responsabilidad y mucha valentía, es precisamente eso lo que nos lleva a superar las dificultades, conflictos y sufrimiento, lo que nos lleva al bienestar y nos hace sentirnos fuertes y orgullosos de nosotros mismos.

Todos podemos tener o desarrollar esa actitud, dando poco a poco los pasos que se necesitan. Caminando a pesar del miedo o de las molestias que podemos tener o sentir y aceptando salir de nuestra zona de confort.

Tú también puedes hacerlo. Da el primer paso, uno pequeño que puedas dar con relativa comodidad y después, no dirijas tu mirada hacia la meta final, sino simplemente hacia el lugar a donde vas a dar el siguiente paso y así, sigue constantemente hacia adelante y cuando te des cuenta, vas a estar allí, a donde querías llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *