¿Si pudieras volar, qué harías?

¿Alguna vez has pensado, que sucedería si pudieras volar libremente como un ave? ¿para qué ocuparías esa habilidad?

¿La usarías para estar más cerca y más tiempo con la gente que quieres?, ¿para alejarte rápidamente de los lugares y las personas que te disgustan o te cuestan trabajo?, ¿para conocer otros espacios u otras personas diferentes?, ¿o simplemente para disfrutar de la sensación de libertad, del viento y de la vista que se extiende ante ti?

Muy probablemente, cada uno de nosotros lo utilizaría de una manera distinta y es muy posible que, a muchas personas, ni siquiera les gustaría poder hacerlo. De hecho, elegir una u otra opción no es ni bueno ni malo, simplemente nos permite, al identificarnos, conocernos un poco mejor.

Pero, ¿por qué es tan importante conocernos?

Día a día enfrentamos diferentes situaciones que tenemos que vivir, ya sea para aprovecharlas y disfrutarlas o para enfrentarlas y resolver los problemas que nos presentan y sólo conociendo nuestras fuerzas y debilidades, nuestras cualidades y defectos, nuestros gustos e insatisfacciones, podemos dar lo mejor de nosotros mismos para obtener, así, lo mejor de la vida.

No siempre queremos vernos a nosotros mismos.  Veces nos da miedo pensar en lo que podemos descubrir. Sin embargo, no debemos tener miedo de encontrar algo que no nos guste. Seguramente lo vamos a encontrar. Pero eso únicamente significa 2 cosas:

Uno, que somos seres humanos falibles, como todos los seres humanos de este mundo y

Dos, que si queremos, tenemos una tarea por delante: trabajar para mejorar.

Lo positivo de esta situación es, que todo lo que no nos gusta, ya sea emocional o psicológicamente, lo podemos cambiar y sobre todo, que siempre podemos buscar nuestro bienestar y nuestra felicidad. Es por eso, que hoy te invito a conocerte un poco más, a sacar el mejor provecho de lo que puedas descubrir y a disfrutar plenamente de tu vida

One Comment

  1. Gloria Lozano

    Creo que la felicidad consiste en llenar amorosamente ese espacio interior de nuestro Ser. Por eloo es necesario silenciar la mente, tarea dificil pero no imposible. vale la pena intentarlo permanentemente, aunque los resultados no se sientan de inmediato y aunque muchas veces pareciera invertirse el proceso. Sin embargo, estoy segura que es posible acallar esa bulliciosa voz o transformarla en un arrullo incesante de melodías que dancen al compás melodioso del corazón donde reside el amor, la verdad y la sabiduría. Conectar la mente con el corazón es experimentar el paraiso en toda su expresión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *