En busca de la felicidad.

En una ocasión escuche un cuento sobre un rey que tenía todo y únicamente le faltaba una cosa para poder ser feliz. Al pensar en él no puedo dejar de preguntarme, cuántas veces expresamos ese mismo pensamiento: “si solo tuviera… (equis), sería feliz o estaría satisfecho conmigo mismo”

El problema es que o lo logramos y entonces hay algo más que necesitamos obtener para ser felices o nos pasamos la vida luchando por alcanzar algo que, tal vez, es inalcanzable, por lo menos para nosotros.

En esta ocasión, quiero referirme al primer caso.

¿Por qué siempre hay algo más, que necesitamos tener para ser felices?

Uno de los principales motivos, es que realmente no nos conocemos. Y por lo tanto, buscamos aquello que la moda, los medios de comunicación, otras personas, etc., nos dicen que son la base de la felicidad, sin darnos cuenta que nuestras necesidades, valores y sentimientos, pueden ser completamente diferentes.

Otra causa puede ser, que no sabemos apreciar y disfrutar de aquello que tenemos. O porque no lo hemos aprendido, no lo valoramos o no nos damos el tiempo suficiente para ello.

Sin embargo, les tengo una buena y una mala noticia. La mala, es que para ser felices, debemos cambiar estos aspectos que nos están afectando, la buena es que SÍ podemos hacerlo.

Todos tenemos la capacidad para aprender, crecer y prosperar, para poder alcanzar nuestro bienestar y felicidad y todos podemos desarrollar dicha capacidad. Por eso, te invito a que sea hoy el día en que des el primer paso para llegar a tu meta. Yo confío plenamente en ti, hazlo tú también. ¡TÚ PUEDES!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *