¿Cómo enfrentas la vida?

Imagínate que te encuentras en un lugar en donde nunca has estado y tienes que atravesarlo para llegar a casa de un amigo/a, sabiendo que no necesitas llegar a una hora determinada.

De repente, volteas a ver tu reloj y empiezas a caminar.

¿Cómo crees que sería tu caminata?
¿Avanzarías a buen paso, para que no se te hiciera muy tarde?
¿Irías lentamente, para observar lo que te rodea?
¿Estarías de mal humor o un poco molesto, por tener que caminar mucho, para llegar a donde deseas llegar o estarías de buen humor ante la oportunidad de descubrir algo nuevo y hermoso o interesante?

Muy probablemente, así como crees que caminarías en este ejercicio de imaginación, caminas, te mueves y enfrentas, durante las diferentes situaciones que la vida te presenta.

Con frecuencia y sobre todo actualmente, en un mundo lleno de noticias tristes y repletas de dolor y violencia, creemos, equivocadamente, que es difícil vivir y enfrentar dicho mundo, estando, la mayor parte del tiempo, de buen humor. Y no es así.

No tenemos que negar los problemas y preocupaciones para estar de buen humor. Tampoco tenemos que ser irresponsables y negar lo que sucede, para tener bienestar en nuestra vida.

Simplemente necesitamos aprender a percibir y evaluar a las personas y a las situaciones de una manera distinta y a valorar lo que sí tenemos, dándole gracias a Dios, la vida, la suerte o a lo que tú quieras, por darnos lo que poseemos.

Yo sé, que puede no ser fácil, pero también sé, que cuando se quiere, se puede lograr.

Te invito a leer el artículo de la página http://www.crecimiento-y-bienestar-emocional.com/humor.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *